La fiesta de Vasilica entre los gitanos de macedonia

Ljatif M. Demir

[Counters temporarily disabled]

[Extracto del libro de Ljatif M. Demir E ROMA (Darhia, Skopje 2000).]

[Inglés | Roma]

Además de las fiestas religiosas (que dependen de la religión de cada cual), los gitanos de la República de Macedonia celebran también sus festividades tradicionales. Estas incluyen Vasilica, celebrada el 14 de enero, y Erdelez (o Día de San Jorge), celebrada el 6 de mayo. Los gitanos cumplen con estas fiestas por tradición heredada de sus antepasados, y en verdad que ningún gitano puede explicar la razón de su celebración. Por lo general, estas fiestas son identificadas con las de otros pueblos, que se celebran en el mismo día. Pero poca gente sabe que los gitanos las celebran por razones completamente diferentes. La de Vasilica se celebra debido a la leyenda, transmitida por los gitanos de generación en generación, de acuerdo con la cual en la antigüedad, los gitanos, huyendo aterrados de los conquistadores, llegaron hasta la Gran Agua, donde la única posibilidad de ganar tierra firme era atravesarla nadando. Pero, puesto que la mayoría de ellos eran mujeres, niños y ancianos, era muy probable que se ahogaran al meterse en el agua. Entonces, para salvarlos, Dios les envió gansos, que consiguieron salvarles de morir ahogados y llevarles a tierra firme. A resultas de este viejo acontecimiento, celebran Vasilica cada año como su fiesta tradicional. En ese día, expresan su enorme gratitud a Dios y su gran respeto al ganso. Normalmente, se mata a los gansos el 12 de enero, y hasta el 14 de enero nadie que no sea miembro de la familia puede entrar en la casa (muchas veces, gente a la que contamos la leyenda nos pregunta por qué los gitanos matamos gansos, cuando ellos, mucho tiempo atrás, nos salvaron a nosotros. Según la mitología del pueblo gitano, existe la creencia de que el corazón y el hígado deben ser extraídos en el sacrificio realizado en ciertos rituales tradicionales. Creen que, de ese modo, la suerte que el pueblo gitano tuvo en el pasado permanecerá con ellos. Ese ritual se celebra el día en que se mata al ganso, y la familia prepara sólo el corazón y el hígado del ganso). Al amanecer del 14 de enero, la familia que celebra Vasilica recibe la visita de una persona a la que los gitanos llaman polazniko, elegida previamente por la familia y que se considera que la traerá suerte y bienestar. Ese hombre trae dinero y trigo y, al entrar en la casa, lo arroja al aire y dice: "Que Dios os bendiga. Que os traiga felicidad y bienestar. El año próximo, más que este". Entonces todos se sientan a la mesa, llena de comida y bebida para el polazniko, a quien se sirve como especialidad pacha (una clase de gelatina de carne), hecha de ajo y la cabeza, cuello, alas y piernas del ganso. El pacha se prepara de un modo específico. Cuando se enfría, pasa de líquido a sólido. Esta cambio del pacha simboliza la liberación del pueblo gitano del "Gran Agua", cuando alcanzó tierra firme. El polazniko prueba primero el pacha, y a continuación lo hacen los anfitriones. Comen pacha para expresar su gratitud a las partes del ganso, que salvó al pueblo gitano de morir ahogado en el Gran Agua mucho tiempo atrás. Cuando el polazniko se ha ido, todos los parientes y amigos pueden visitar la casa de la familia que celebra esta fiesta tradicional para intercambiar felicitaciones. Durante la celebración de esta fiesta, los gitanos se organizan por grupos y visitan la casa de cada miembro del suyo, donde intercambian felicitaciones y prueban el pacha de los anfitriones. Esta costumbre se debe a la tradición y la creencia de que el espíritu del ganso debería unir a los gitanos, y que ellos deberían preservar su unidad. Los gitanos celebran esta fiesta durante cuatro días.